Pompilio, un caballo crespo

En otra ocasión, un grupo de estudiantes, fue a lo de don Pierino, a ver si les prestaba el Pompilio, para tirar la carroza que habían preparado el día de la primavera. Como no le cuadró la cosa, don Pierino se excusó:
-Ma, que lástima… custo lo tengo en cama, al Pompilio… ¡Está con  una fiebre! Le puse ventosas y cataplasma. Te haría pasare a visitarlo, pero dico il doctore que tiene la grippe piu cuntaquiosa.

Pero llegó el progreso del puente colgante, quitándole la excusa de las tardanzas, y trayendo los camiones que le quitaron el trabajo, al “pobereto Pierino”, y los fletes se le hicieron muy escasos.

Y para peor, un día que le dieron un acarreo… ¡le desapareció el Pompilio, su famoso matungo!
-Custo cuando lo estaba preparando per que corra al hipódromo –llorisqueaba el tano.

Buscó por todos lados y no lo podía encontrar.

En Lobería se había inaugurado el cementerio nuevo, y el cementerio viejo tenía una alfombra de pastos altos que habían crecido esa primavera y eran el sueño dorado del Pompilio. Después contaba Pierino a quienes le pagaban la copa:
-Me fui al cementerio vieco, e miraba, ma pero il Pompilio non se veía per nengun lado. Má, pero lo yuyo no erano tan alto para tapare un caballo… e veo que un matorrale se mueve… me arrimo dispacite… piano… piano… e lo encontré al Pompilio.

Estaba arrodiyato al lado de una sepultura. Fui a leere cuista lápida y decía: “Aquí yace morto il Goyo Miranda” ¡Con razone estaba rezando! Si este era il domadore que amansó al Pompilio, e custo se cumplía otro aniversario de la sua morte… E cume el caballo estaba de duelo, non pude hacere lo acarreo.

Tropa de “carros castilla”

3 thoughts on “Pompilio, un caballo crespo

  1. Hola!!! Soy Miriam Ponce,de 25 años, la Novia de Sebastian Furlani, hijo de Manuel Furlani, Hijo de Beto Furlani, hermano de Osvaldo!!! Si en esta pagina puedo comunicarme directamente con Osvaldo estaria en mi proposito!!! Yo tuve la suerte de estan en su casa en verano pasado, espero q me recuerde. Queria contarle q Beto me dejo 4 de estos tomos de CH´Averias y realmente quede muy atrapada!!! (Pompilio, es uno de ellos) Sabiendo q algun dia, si Dios quiere, puedo leerle estos cuentos y archivos secretos a mis hijos, involucranadolos en su tan recorrido pasado!!! Si a usted no le molesta, Osvaldo, quiziera ponerme en contacto con usted para pedirle el relato q tube el placer de escuchar en su casa, pero no recuerdo nada mas q era de personajes muerto q se encontraban en el cemneterio, lo recuerda???

  2. Muy buenos los cuentos! Andaba buscando cosas sobre chatas de caballos y me encantó encontrar tus relatos. Prometo en alguna próxima entrada de mi blog, hacer una referencia y un enlace a esta página. Tuve un abuelo vasco, contratista rural de estos tiempos del Pompilio…
    Abrazo grande

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *