La tapera de Sabino

Consideraciones sobre un probable núcleo de población precursor de la actual ciudad de Adolfo Gonzales Chaves

Segunda Edición Corregida

Quien se aboque al estudio del pasado de nuestro Partido, no podrá dejar de tratarlo necesariamente en el contexto de la región, en razón de su tardía formación como desprendimiento de las más antiguas jurisdicciones de Tres Arroyos, Benito Juárez y Necochea, y aún de la legendaria “Lobería Grande”, y porqué no, de los preexistentes pagos indios de “Calalamonocó” y del “Huincalán”.

Pero aunque hay material para profundizar en el tiempo y en la zona, vamos a circunscribirnos en este caso a tratar un determinado paraje ubicado a pocos kilómetros al oeste de la ciudad cabecera del Partido, que mostraría diversos indicios de haber sido lugar de población  por los años 60 y 70 del siglo XIX.

Tomando el camino de tierra que parte en el kilómetro 460 de la Ruta Nacional Nº 3 hacia la localidad de De La Garma, algunos metros antes de cruzar el puentecito sobre el 2º brazo de los Tres Arroyos, y a unos 300 metros del alambrado de mano derecha, existe un montículo cubierto de vegetación natural que se destaca fácilmente del horizonte de la campaña circundante.

Se trata de un recinto cuadrangular, que pese a su desmoronamiento, conserva toda la planta de un clásico Cantón, o de un pequeño Fortín, con sus zanjas y aún en el lado Sur, se advierte el terraplén del pasadizo, y sobre el espacio interior, el montículo formado indica el desmoronamiento de antiguas tapias o algunos pequeños ranchos que contendría.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *