La tapera de Sabino

Este campo, que abarca a casi todos los anteriormente mencionados, y en el que como todos sabemos está hoy nuestra ciudad, lindaba con Lucio Ballester a los S. 45º40’ E. y era a su vez el límite entre los partidos de Juárez y Tres Arroyos.

Al Sur Este limitaba con Augusto Pieres, a S. 45º12’ O. El plano en este sector consigna una laguna y un cañadón, bajo el nombre de “manantiales”, lugar que los chavenses de mi época conocíamos como “Los Cangrejales” o “El Manantial de la Máxima”, el nombre de una propietaria posterior, heredera de don Adolfo.

En sus proximidades consigna el plano una vivienda innominada, tal vez un puesto.

Poco más al Norte atraviesa el plano de Este a Sur Oeste, una senda irregular designada “camino de Juárez” y prefigura el trazado de lo que años después serían, aproximadamente, las vías del Ferrocarril del Sur.

Ocupa el centro del plano una laguna grande, designada “del Duraznillo”, que ha de ser la que actualmente se ve desde la Ruta Tres.

Al Sur Oeste se ve un cañadón, que debe ser el Primer Brazo de los Tres Arroyos, que después tuerce hacia la actual Vásquez.

El lindero Sur Oeste está a N. 45º10’ O, lo separa del campo de Leonardo Pereira. Este lindero corre hasta cruzar el Segundo Brazo de los Tres Arroyos, donde termina Pereira y sigue Iturralde.

Es el mismo lugar ya descrito donde está el Fortín, en la misma coordenada del lindero mencionado, y efectivamente en el plano figura un cuadrilátero, dentro del campo de A. G. Chaves, que termina al Norte a los N. 44º40’ E. lindando con José Elizalde.

Conversando sobre estos temas con el vecino don “Pilo” Sagastibelza, recordó que en el esquinero del campo, había en su infancia un poste y chapa de hierro con la marca de una gran Y (y griega). Creemos que éste era el mojón del lindero entre Pereira/Iturralde, y debe haber originado el nombre de “El Mojón” con que hoy se conoce el lugar.

La propiedad de Iturralde figura en otros planos posteriores como Iturralde y Hucette, apellido de la abuela materna de don Pilo.

En alguno de los tantos partes de guerra que he leído de la época del 70 al 76, se notificaba que “el malón penetró hasta lo de “Husete””.

Volvamos al plano: en él está exactamente delineado el curso del arroyo (Segundo Brazo) que en este tramo conocemos como “de Serbielle”. Se ve la población consignada como “La Etelvina” y hay un camino que viene de “El Bagual” hacia Molina, que cruza el arroyo, y a su vera hay consignada otra vivienda con la denominación “Pulpería de Elizalde”, todo lo que vendría a demostrar que en la época era el paraje lo suficientemente poblado para suministrar clientela a una Pulpería.

Además diré que por estos lugares hace años se notaban vestigios de varias taperas, una excavación rellena de huesos vacunos antiguos (de gran cornamenta), especie de jagüel cegado.

De todo esto, sacamos la conclusión que estos pagos de “La Tapera de Sabino” fueron el núcleo precursor de lo que muchos años después, a la vera del Ferrocarril que pasó unos pocos kilómetros más al Sur, sería nuestra ciudad.

Sea cual fuere el resultado de las investigaciones que personas con más capacidad y medios puedan realizar en el futuro, pensamos que no se puede aguardar más para que las autoridades locales tramiten la declaración de Lugar Histórico y realicen la reconstrucción del Fortín.

Poco demandaría, pues se halla al borde del campo, siendo una rinconada no aprovechable agropecuariamente, cerca del camino, frente al añoso monte y al arroyo, lugar de camping de fin de semana desde hace años para muchos chavenses.

Además la proximidad de la Ruta Tres, previa colocación del letrero indicador, atraería la visita de algunos curiosos y turistas de paso, más si con un fácil trabajo de acondicionamiento y forestación se brindaran algunas comodidades de camping.

22 de Agosto de 1986, en adhesión al Aniversario de la Autonomía del Partido.

Osvaldo Furlani
Mayo 2010
Año del Bicentenario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *