¿Todos prendidos a los faldones del peronismo?

¿Qué diferencia a los políticos en Chaves?

¿Todos prendidos a los faldones del peronismo?

Así los describió recientemente el legislador visitante dela U.C.R. Sr. Horacio López (Me enteré por la T.V.local).

Me pareció  muy acertada su caracterización en cuanto se refiera a un reducido núcleo local, de procedencia multi-ideológica o carente de solidez ideológica alguna, de compartido origen social pequeño burgués, para quienes la política parece limitarse a la disputa de los diferentes cargos rentados, como salida económica personal.

Como simple obrero jubilado, me admiro de que todo un Sr. Legislador no sepa distinguir las diferencias profundas que separan dos proyectos de país de la gallinacea puja electoralista.

Me atrevería a indicarle desde mi insignificancia, qué separa ambas concepciones, ya que históricamente hemos tenido oportunidad de verlas confrontar (Alfonsín/C.G.T) y de paso contestar a la recurrente pregunta-reproche de amigos radicales:

¿Porqué los sindicalistas ubaldinistas confrontaron con el gobierno democrático de Alfonsín con los catorce paros nacionales de “Saúl querido el pueblo está contigo”?

Tres años llevaba don Raúl, plazo suficiente para valorar su gobierno, en el pleno apogeo de lo que algunos llamaron “la soberbia radical”, cuando tuvo la clase obrera que ponerle los puntos sobre las íes con la Declaración del Plenario “Norberto Ghibaudo”, el 10 de Enero de 1986:

 

CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO

EL PLENARIO GENERAL DE SECRETARIOS GENERALES Y DELEGACIONES REGIONALES DE LA CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO “NORBERTO GHIBAUDO”, REUNIDO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, EL 10 DE ENERO DE 1986.

DECLARA

Que la raíz de las profundas discrepancias que separan al movimiento obrero argentino con el pensamiento y el accionar de la política oficial, no se limita a un desacuerdo sobre salarios, que es el factor detonante de la crisis, sino una concepción diametralmente opuesta sobre el destino nacional, la independencia dela Nación y la felicidad de su Pueblo.

Estamos hablando dos idiomas.

Los trabajadores creemos que es objetivo prioritario dela Nación salir del estancamiento y la miseria a la que la han llevado espurios manejos internacionales y no aceptar ninguna subordinación a los centros de la usura mundial, trazando nuestro propio programa de liberación nacional, mientras el gobierno sigue empeñado en subordinar la vida nacional a las exigencias de quienes nos han asignado el papel de factorías dependientes, condicionadas a la voluntad y a los planes de verdaderos supergobiernos que deciden el futuro de las naciones, por encima de sus propias instituciones y de la voluntad de sus pueblos.

En esa diferencia está el nudo gordiano de la cuestión nacional.

Los salarios son uno de los instrumentos de presión que componen el recetario de la dependencia. El achicamiento de la función nacional  en el juego mundial de intereses, es el otro. Por este camino, vamos a la pérdida de la identidad y al coloniaje por la vía de la subordinación.

Nosotros entendemos que el deber de cualquier gobierno nacional, sea del signo político que sea, es enfrentar estas intenciones. No puede, sin dejar de cumplir con su deber, comprometer el desarrollo, la salud, la vida misma del pueblo presente y futuro y aceptar reglas de juego manipuladas para someternos.

Quien defienda nítidamente la dignidad y el honor nacional, el futuro de la nación y de su pueblo, tendrá toda nuestra solidaridad y nuestro apoyo. No somos sectarios. Pero no vamos a acompañar al Gobierno, ni vamos a tolerar en silencio que se sigan imponiendo sacrificios a los trabajadores que no darán, ni ahora ni nunca, ni un mayor desarrollo, ni mayores oportunidades de trabajo, ni las perspectivas de un futuro libre, sino más miseria, más atraso, más desocupación y más dependencia.

Repetimos que mientras el gobierno no adopte una actitud clara y digna, como la que asumió con valor y patriotismo el Presidente del Perú, la posición de los trabajadores argentinos será de constante resistencia al saqueo del producto de nuestro esfuerzo y de nuestros bienes.

No vamos a discutir porcentajes mezquinos frente a un Ministerio de Trabajo que legaliza la explotación y encubre la constante violación del derecho laboral.

Estamos convencidos de que no habrá soluciones mientras persista en el Ministerio de Economía una mentalidad que dispone dictatorialmente el empobrecimiento de los trabajadores, pasando por encima de las leyes y de las misma Constitución Nacional.

No admitiremos que desde el Ministerio de Acción Social se fomente el desempleo y se condene a  la mendicidad a la amplia mayoría de los jubilados y pensionados, se mal empleen recursos que debieran aplicarse a la reactivación y a la creación de trabajo, se siga dilapidando el patrimonio de nuestras Obras Sociales, y se despilfarren enormes sumas gastadas en publicidad para lavar el cerebro de la opinión pública, al más perverso estilo totalitario.

Resistiremos en toda forma lícita la discriminación contra la población criolla del interior, condenada a la emigración y la disolución familiar, por la injusta distribución de los recursos impositivos, negándose la esencia misma de la democracia federal.

Sabemos que el drama de nuestro pueblo es común a todos los hermanos que formamos el pueblo de lo que debiera ser la gran Patria Latinoamericana, y tomaremos la iniciativa para que el año 2000, es decir mañana mismo, nos encuentre libres y unidos, promoviendo la movilización de todos los trabajadores de Latinoamérica.

A todas las propuestas contenidas en el plan de 26 puntos aprobado por el Plenario de Secretarios Generales y Delegaciones Regionales del 30 de Julio de 1985, el gobierno ha respondido en forma absolutamente negativa.

Y no podía ser de otra manera: nuestra propuesta nacional era un plan mínimo para salir de la dependencia. Ese plan contempla soluciones distintas y antagónicas a las del Fondo Monetario Internacional y la usura internacional.

Nosotros invitamos al gobierno a luchar unidos por una democracia altiva e independiente. Es el gobierno el que ha dicho que no.

Nosotros seguiremos con nuestras banderas.

El gobierno con el programa de la banca acreedora y del Fondo Monetario Internacional. Cada uno, cumplirá, como pueda, con lo que entiende como su responsabilidad y su deber.

El 30 de julio la C.G.T. propuso al gobierno y a la Nación: establecer una moratoria de pagos de la pretendida deuda externa, someter el tema al Congreso Nacional y no contraer nuevas obligaciones; recuperar el manejo del crédito y utilizarlo como herramienta de la reactivación mediante un nuevo ordenamiento financiero; movilizar la capacidad ociosa del aparato productivo industrial mediante urgente y concreto apoyo impositivo y crediticio; revitalizar el circuito económico interno y solucionar un grave problema social mediante un amplio plan de construcción de viviendas, apoyado en amplios recursos crediticios; promover urgentemente exportaciones con alto valor agregado; recuperar la paridad en fletes navales terrestres; organizar una estrategia permanente de intercambio para desarrollar toda nuestra capacidad creativa y productiva; impulsar, con el mismo objeto, la sustitución de importaciones; implementar una política de inversiones públicas para facilitar la recuperación de los servicios y empresas del Estado y ampliar nuestra capacidad productiva; garantizar, mediante la coparticipación equitativa de los recursos tributarios el desarrollo armónico de las provincias, es decir dela Nación; defender el orden republicano y representativo mediante la plena vigencia del Honorable Congreso de la Nación en todos los asuntos de su competencia como signo monetario, deudas externas, y presupuesto dela Nación; anular la legislación represiva de la actividad sindical y el derecho laboral impuesta por la dictadura y aún vigente; garantizar el funcionamiento de las convenciones colectivas de trabajo, según la Ley 14.250; la plena vigencia de la C.G.T. de acuerdo ala Ley 23.126; normalizar el Instituto Nacional de Obras Sociales y devolver las Obras Sociales sindicales intervenidas y elevar el salario de los trabajadores y jubilados para asegurar una retribución justa que actúe como mecanismo reactivador de la economía.

No solo no se ha escuchado una sola propuesta de este plan de reactivación de la vida nacional independiente, sino que se ha hecho sistemáticamente todo lo contrario.

Los resultados están a la vista: se ha profundizado la miseria, se ha paralizado la economía productiva, se ha encubierto la inflación y se ha profundizado la dependencia.

Y seis meses después se implementan simples mecanismos de consulta donde, como en la Torre de Babel, cada uno habla su propia lengua, el gobierno la de los planes del F.M.I.; algunos representantes del sector privilegiado del empresariado, la del egoísmo, la recaída en los planes monetaristas, y la insensibilidad, y los trabajadores, la de un proyecto de sociedad democrática justa, solidaria y no dependiente. Así, no se puede concertar. Lo lamentamos pero, como trabajadores y como argentinos no nos queda otro camino que el de la lucha en defensa de la plena vigencia dela Constitución y de la Ley, del libre juego de las instituciones republicanas, del respeto y el efectivo funcionamiento del sistema federal de gobierno, de la subordinación de las pretensiones extranjeras al interés nacional y la dignidad popular; del desarrollo de la democracia con justicia social.

Por esa ruta, buscaremos las coincidencias elementales con quienes demuestren el grado indispensable de comprensión, de creatividad y eficacia para reconstruirla Nación.

No solo luchamos por un salario, aunque éste sea la base de la reconstitución moral de una sociedad cimentada en la plena ocupación, es también, sin duda alguna, la piedra fundamental de cualquier plan de defensa de la salud física del pueblo, es también, el instrumento que crea las condiciones para una eficiente educación del pueblo.

Luchamos por un sistema de vida que privilegie lo argentino por sobre lo internacional, y al pueblo por sobre los intereses de la especulación. Un sistema de vida argentino, que un día construimos con nuestro esfuerzo, que nos dio paz, pan y trabajo y dignidad nacional y que vamos a volver a reconstruir, aunque para ello debamos dejar la vida en esta empresa.

En razón de todo lo expuesto, el Plenario de Secretarios Generales y Delegaciones Regionales “Norberto Ghibaudo”

RESUELVE

  1. Aprobar todo lo actuado por el Consejo Directivo y el Secretario General de la CONFEDERACION GENERAL DEL TRABAJO en relación con la política social y económica del gobierno y en defensa de la dignidad de los trabajadores.
  2. Aprobar la realización de un paro nacional y general de actividades de veinticuatro horas a partir de la hora cero del próximo 24 de enero, en todo el territorio de la Nación.
  3. Repudiar todo intento de aplicar medidas intimidatorias o represivas en contra de los derechos constitucionales de huelga y de opinión.
  4. Declarar insultante y denigratorio de la dignidad humana, el tratamiento de un reajuste de tres Australes a las jubilaciones mínimas, es decir de 10 centavos diarios, condenándolos a la desprotección frente al constante aumento del costo de vida.
  5. Denunciar la miserable política de ajuste salarial a los trabajadores activos, impuesta por una inhumana dictadura económica atenta solo a las exigencias del Fondo Monetario Internacional, e insensible ante la progresiva pauperización de la base social de nuestro pueblo.
  6. Exigir la plena vigencia de una auténtica democracia independiente, basada en el respeto del derecho y de la justicia social.
  7. Ratificar en todas sus partes los puntos contenidos en la resolución del Plenario de Secretarios Generales celebrado el 6 de diciembre pasado y en forma particular aquella que exige la urgente derogación de toda la legislación arbitraria, limitativa e inconstitucional al derecho de los trabajadores y de sus organizaciones sindicales, restableciendo esos derechos sin trabas ni condicionamientos en el marco de las leyes, entre otras, 18.610, 14.250, 23.126 y de los Convenios 87; 98; 151; y 154 dela O.I.T. Consecuentemente reafirmar que las organizaciones sindicales rechazan cualquier intento del Ministerio de Trabajo de la Nación para discutir los convenios colectivos de trabajo en base al Decreto 2224, el que exigimos su inmediata derogación, al igual que los Decretos 2131 y 2132.
  8. Poner en marcha todos los mecanismos de coincidencia con las fuerzas nacionales, empresarias, sociales, culturales, políticas, juveniles, estudiantiles, etc., para alcanzar los altos objetivos de liberación nacional y promover una efectiva acción común con los movimientos sindicales latinoamericanos.
  9. Proseguir con el Plan de Lucha, cuya nueva etapa se iniciará con el paro general del 24 de enero, y facultar al Consejo Directivo dela C.G.T. a convocar a un nuevo plenario para implementar nuevas medidas de acción, el que se reunirá durante el mes de febrero, en una localidad del interior dela República, que oportunamente se designará.
  10. Todos los trabajadores multiplicaremos nuestra fuerza para proteger nuestros derechos, convirtiéndonos en activistas para lograr todos los objetivos que fija este plenario.
  11. Reclamar el cese inmediato del pago de los intereses de la pretendida deuda externa y la adopción de una moratoria, que permita disponer de los recursos nacionales en favor de la reactivación, de la producción y de una acción urgente contra la desocupación y por el pleno empleo de la capacidad del trabajo nacional.
  12. Exigir una auténtica distribución de los fondos de coparticipación federal y políticas de promoción industrial, para resolver la angustiosa situación del pueblo trabajador del interior del país.
  13. Ratificar nuestro más decidido apoyo y activa solidaridad a todos los gremios y sus trabajadores que se encuentran en lucha por sus legítimos derechos.
  14. Declarar que la unidad de los argentinos solo podrá ser efectiva si se basa en una auténtica coincidencia de ideas y de realizaciones para hacer efectiva la liberación nacional.

Buenos Aires, 10 de enero de 1986.

 

Osvaldo Furlani

14 de Agosto, 2014

 

Un prólogo jodido…(sobre cosas que pasan)

-“Hacés reflexiones medio jodidas en el prólogo”

Me lo dijo un amigo crítico, al que mostré el borrador. Buscá que te lo haga alguien que sepa…
Pero ante la insignificancia de “Chaverías”, si no lo hago yo mismo… ¿Quién carajo me va a prologar el mamotreto?

La historia la escriben los vencedores.
¿Será el caso de “La Vencedora”, Juan Elicagaray, campos, haciendas, cereales, comisiones, ramos generales? (Apoderado: Domingo Carricart, padre de la patria chica).
Sólo Jenofonte, en su ”anabasis La retirada de los diez mil”, relató la derrota de los mercenarios griegos en la Persia antigua.
Generalmente predomina la versión de los ganadores, o sus escribas obsecuentes.
Los vencidos y perdedores no tienen historia. ¡Ni eso! Tal vez sea mejor.
Vista así, la historia es la herramienta de las clases dominantes, “regímenes”, “establisment”, religiones dogmáticas, verdades económicas absolutas, medios difusores monopólicos, academias autoconsagradas.
Para el discurso único, lo discrepante es herejía o blasfemia.
La unilateralidad  maniquea nunca emplea la “Y” conjuntiva, sino la “O” excluyente, huérfana de alternativas, y de ahí surgen:

Civilización ó barbarie
Sarmiento educador ó Facundo bárbaro
Rivadavia estadista ó caudillos retrógrados
libertad de comercio ó desarrollo autónomo atrasado
blancos cristianos ó indios infieles
porteños cultos ó gauchos brutos
propietarios hacendados ó peones “vagos y mal entretenidos”
Represores “guardianes del orden ó Gringos sindicalistas agitadores profesionales
Censores guardianes de la moral ó Artista de libre expresión, Payador perseguido
Tradición – Orden y Patria ó “Sinarquía apátrida”
Enseñanza religiosa obligatoria ó Ley Laynez, Reforma Universitaria, Laicismo
Voto Calificado. Fraude Patriótico ó Ley Sáenz Peña: Almacén “El voto libre”
Feminismo/machismo ó “Compañeras y compañeros- Voto femenino
Gallinas ó  Bosteros

Al surgir de la Prehistoria, con la aparición de los documentos escritos, la Historia sería un sub producto de la invención de la escritura.
Los pueblos ágrafos no tienen así, más historia que las menciones que hagan de ellos los que saben escribir.
De igual modo, las masas analfabetas no tienen más historia que la que les imponga “la clase ilustrada”. Haciendo prevalecer ésta, su mundi-visión e intereses, “lógicamente”.
Pero he aquí, que mágicamente el pueblo (entendido como “el común” de los habitantes) irá formando su propia memoria.
No oficial, no consagrada, murmurando sus ¡Y sin embargo se mueve!, sus evangelios apócrifos, sus tradiciones orales, leyendas, proverbios, poemas y héroes míticos.
Así tendrá, en Argentina:
Un “Tambor de Tacuarí”, unas “Niñas de Ayohuma”, un “Grumete de la Sarandí”, para evocar los niños combatientes de la Independencia.
Un “Negro Falucho”, de fidelidad patria, contra la discriminación afro.
Y para la Ameríndia, unas “Anahí”, la de voz más dulce que el “agüaí” y un Ceferino Namuncurá, “Lirio de las Pampas”, contradiciendo el euro-adjudicado salvajismo.
Forjará un “Gaucho Rivero”, para la soberanía de Malvinas. Y “Gauchitos Gil”, “Moreiras” y “Fierros”, cautivas redimidas de pies descarnados y “Difuntas Correas” para la injusticia mandona.
Por boca del poeta creará, ante los “daños colaterales” de la “Guerra de la Triple Infamia”… una “Nenia”, cantando en guaraní “llora, llora, Urutaú”, y un inválido de guerra, pintando con su único brazo, los cuadros “Naif” de la tragedia.
Surgirán “Santos Vegas”, y “Gabinos”, “Magaldis” y “Gardeles”, “Toritos de Mataderos”, y “Gaticas”, Leguizamos y Discepolines, Maradonas y Molinas Campos, para la canción, el deporte, la pintura, populares. Y hasta “Bairoletos” y “Mate-Cocidos”, para bandoleros románticos…
Y en salto cualitativo, este pueblo parirá Evitas y Ches, para la utopía revolucionaria.
… Y renacerá de la dictadura genocida de futuros, en rondas de pañuelos blancos, porque ¡Éstas son sus herramientas!
Cuando cansado “hizo tronar el escarmiento” y rodaron ídolos de pies de barro y famas mal habidas, quedando en claro que reverenciadas glorias, sólo habían sido tesoros vacíos o rellenos de infamia. Y ante la debacle del “que se vayan todos” y el “default-corralito”, del Fondo Monetario, hubo de gestar ¿por qué no? un “Pingüino Patagónico” para pasar del infierno al purgatorio.
Porque ya lo dijo Eduardo Galeano:
“Por mucho que la mientan, por mucho que la rompan, por mucho que la quemen, la historia humana se niega a callarse la boca”.
Aunque lo pretenda un fastidiado Rey de España.

Cuadro de Cándido Lopez, "El Manco de Curupaytí"

Cuadro de Cándido Lopez, "El Manco de Curupaytí"

Osvaldo Furlani

Octubre  2012

Haciendo camino al andar se llegó al Bicentenario

Aquel tan promocionado “Crisol de Razas” del Centenario: ¿Ya terminó su trabajo?

¿Qué somos y hasta donde lo somos, los argentinos del Bicentenario?
De la retorta colonial, aquella gigantesca aleación, compuesta con españoles, indios y negros, se nos enseñaba que salió una primera colada de “mestizos”, “mulatos” y “zambos”.

Luego el alambique produjo una destilación secundaria de “criollos”, “morenos”, “pardos”, “tapes”, “gauderios” y “mancebos de la tierra”, de los que un corresponsal obsecuente informaba al Rey de España: “van poco a poco desvergonzándose, y aún tienen en menos a los españoles de Castilla”.

Se matizó la amalgama con una pizca de “portugos” y “macacos” (lusitanos, caboverdenses y brasileros), una tenue aspersión de “carcamanes” (franceses y francófonos) y otra pizca de “ingleses” que incluía irlandeses, galeses, escoceses, americanos del norte, y algunos suizos.

Antes de fraguar este material fue evidente que no alcanzaría para llenar el enorme contenedor y se les añadió la misma cantidad de otra mezcla.

Un conglomerado compuesto de “tanos”, “vascos” y “gallegos”, “turcos” (sirios, drusos, libaneses, kurdos, armenios, búlgaros, griegos, judíos sefardíes, y otros morenos surtidos); “rusos” (todos los eslavos, alemanes propios y del Volga, austro húngaros, judíos asquenazíes y otros rubios surtidos), “Gringos” sin especificar (daneses, otros nórdicos, holandeses, boers).

Sin saber como, accidentalmente, un ingrediente de “gitanos” de diversas procedencias, cayó en la caldera.

La receta de los hacedores del frangollo comprendía: “Todos los hombres del mundo de buena voluntad que quieran habitar el suelo argentino” menos “indios salvajes” y escurriendo de la mezcla, con la espumadera de la “Ley de Residencia” a anarquistas, socialistas y extranjeros de ideas avanzadas por protestones.

Tras largo hervor, en una revulsión de este magma, el interior del contenedor regurgitó “una masa alpargatera y maloliente”, un “aluvión zoológico” de “cabecitas negras” (muchos eran nietos de colonos, gringos pauperizados, más rubios tal vez que sus calificadores y algunos hasta eran calvos, pero igual eran los “pelo duro”), reforzados por “gente de los países limítrofes” y grupos indígenas de “collas” en busca de protagonismo, dignidad y derechos.

Se trató de equilibrar la mezcolanza con otra porción de europeos, refugiados de la Segunda Guerra, pero resultaron diluidos con nuevos aportes masivos de “hermanos latinoamericanos”, y llegamos a los toques finales: una incipiente corriente del Lejano Oriente, iniciada por “tintoreros japoneses”, luego vietnamitas, taiwaneses, coreanos del sur que reemplazan a los “gauchos judíos” que venden sus comercios “del Once” para irse a Israel.

Amagan venir y no concretan, franceses colonialistas de Argelia.

Ahora soviéticos y europeos orientales: los chinos continentales increscendo.

La Laguna de don Domingo Patas Largas

A raíz de un artículo que publicó el extinguido diario “El Heraldo”, el día 27-10-1990, sobre el nombre de la Laguna de Patas Largas y sobre un proyecto de parquización de la misma.

En discrepancia con la sugerencia de cambiar el nombre del tradicional topónimo, hice un pequeño trabajo y recopilación de algunos datos sobre el tema, pero no logré en aquel tiempo su publicación.

Hoy creo útil por medio de Chaverías, reciclar el tema, ya que en parte fue profético, dado que trascurridos 20 años, no sólo no se realizó el parque, sino que no se habló mas de ello.

He ahí algo para que debatan en armonía los bloques de concejales, ya que con sentido común y discreta economía, el municipio podría ir construyendo el paseo, gradualmente y a poco costo. Y al cabo de unos años se contaría con el parque y/o un vivero municipal.

Calcúlese, si en esa época, simplemente se hubiera forestado, hoy tendríamos un hermoso bosque con árboles de 20 años.

En cambio sólo es un pantano degradado, sucesor de la vieja laguna.

Chaverías se permite hacer la sugerencia, sin connotación de política partidaria alguna.

Vargas

Vargas

Parados:
Santos Leiva, Domingo “Garra de Águila” Pereira, Nemesio Gómez de Saravia (Melcho), Encantalicio Conte (Delegado playa), Pablo Serra (Secretario General), Hector “El León” Mir, Santiago Colussi.

Sentados:
Felipe Alcaráz, Ramón Galeano (Vargas), de chiripá, delegado de mano, Armando “Toro” Vasquez, José “Rubio” Valle, Vicente “Chapa” Astudillo e Inocencio “Pichin” Coronel.

“Moneda que está en la mano tal vez se deba guardar
moneda que está en el alma se pierde si no se da”.
Atahualpa Yupanqui

Hace pocos días, en compañía de Rubén Jiménez, por ser dos de los raleados sobrevivientes de la antigua estiba, cumplimos el doloroso deber de acompañar los restos mortales del que fuera en vida don Ramón Jesús Galeano, para nosotros cariñosamente “El Chon Vargas”.

Uno más de los anónimos trabajadores criollos. Y gaucho de ley, si los hubo. Mientras formábamos parte del más que humilde y austero cortejo que asistía a su devolución a la madre tierra, de la que fue cabal hijo, no pude menos que pensar: se va uno de los verdaderos patriotas que hicieron nuestra Argentina.

Y recordé que lo conocí en su juventud, cuando era un bien plantado paisano, jinete, mensual de la vieja estancia “San Juan de Chapar”…

Y comencé a calcular; niño caballerizo, peón de campo, soldado en la cordillera, después no menos de 40 años estibando en la playa ferroviaria, cuando la ley limitaba “humanamente” el peso de las bolsas en “no más de 70 Kg.”

sus vacaciones fueron unas 60 campañas entre esquila grande y chica. Ya jubilado, unos cuantos años más como sereno, hasta que cerró la casa cerealista. Pero todavía, a su ranchito de la Ruta 3, venían a buscarlo para changas varias, porque hubo pocos baqueanos como él para las carneadas de cerdos, tirar una línea de alambre, hacer en un santiamén con unas ramitas los churrascos para todo un campamento, o castrar un potro…

40 años Tesorero de los Estibadores… Y nunca faltó una moneda… En su franqueza ruda, me manifestó su responsabilidad en ocasión de ciertas calumnias; “Vos quedate tranquilo, hermano, el Tesorero soy yo y voy a responder con plata y con plomo”.

Nunca “se le mezcló” el poco dinero de él, con el de la Sociedad de Estibadores, como hoy frecuentemente les suele ocurrir a funcionarios más instruidos, de instituciones más importantes.

Lo recuerdo en su carácter de delegado de la “cuadrilla chica”, terminado el pilote que estaba estibando, bajando los escalones del burro, secándose el sudor con el pañuelo de cuello, ladeando el chiripá para sacar la billetera (la del dinero de él), y decirle a varios compañeros ambulantes que llegaron ese año “de la seca grande” de Dorrego y Pringles donde no hubo cosecha:
– No puedo darles trabajo, porque ya dimos todas las changas solidarias a otros que llegaron primero… pero tomen estos pesos para que puedan seguir viaje…

Descansa en paz, COMPAÑERO con mayúsculas.

Y yo, cómo no voy a esbozar una mueca irónica, cuando viene algún imberbe asesor o un atildado político, a enseñarnos que para levantar el país “los argentinos tenemos que aprender la cultura del trabajo”.

Osvaldo Furlani
20/1/2004

Vargas

Don Santiago Colussi (Síndico)
Don Ramón Galeano (Tesorero)
Don Hermelindo Aramburo (Revisor de Cuentas)
Presentando el Balance Anual ante la Asamblea de Estibadores.

Club Atenas

La Saga del Club Atenas

1951-1954

Una barrita de tantas, de jóvenes comunes, se organizan para que dos de ellos, Juan Gabino Atairo y Julio Elías Catub, que tenían grandes cualidades atléticas, pudieran desarrollarlas.

Luego espontáneamente se empiezan a nuclear en un club las más heterogéneas actividades deportivas, atléticas y culturales, que estaban abandonadas por las instituciones “grandes”.

Asistíamos al despertar de todo un amplio sector, de origen popular que había vivido socialmente marginado hasta entonces de este tipo de actividades y que con la mejoría de la situación económica y la humanización de las condiciones laborales, encontraba un margen de ocio del que antes no había gozado, para desarrollar esas inquietudes.

Se trataba de un grupo cívicamente virgen, con la euforia ingenua debida al triunfo político y social de las clases nacionales, hasta entonces históricamente postergadas.

Tal vez pecaban inconscientemente de un cierto espíritu de traviesa, pero no malintencionada irreverencia hacia las anquilosadas figuras tradicionales, de dirigencias anteriores, recientemente desplazadas por las urnas en el más cristalino acto electoral de que había memoria, después de décadas de “concordancias”, “contubernios” y “fraudes patrióticos”.

Era humanamente imposible evitar que entre muchos de sus componentes se manifestaran adhesiones a los líderes de la época: el general Perón y Evita, pero eran expresiones sinceras y desinteresadas y nacían espontáneas del sentir colectivo, por otra parte casi todas las otras instituciones hacían oficialmente las mismas adhesiones, quizás no tan autenticas y más de una vez interesadas y acomodaticias.

¿Era el club naciente, instrumento de las autoridades municipales locales? Lo real era que nos manejábamos en forma por demás democrática, en asambleas casi anárquicas y más de una vez tumultuosas, donde todos opinaban, y que se realizaban en domicilios particulares cedidos por asociados.

Pero sus dirigentes conducían el club, guardando meticulosamente las formalidades legales, estatuarias y protocolares de relaciones públicas con otras instituciones.

También una inmaculada administración financiera de la que hoy mismo, 43 años después, sería posible rendir cuentas con los comprobantes a la vista.

Comparado con el otorgado a otras instituciones locales, el apoyo oficial recibido en lo económico, fue insignificante. Nunca alcanzó a cubrir los gastos de eventos populares que realizábamos e indefectiblemente los asociados terminábamos completando de nuestros magros bolsillos el saldo de las erogaciones.

En la Comisión Directiva formaron parte vecinos de otras filiaciones políticas que nunca manifestaron desacuerdo, ni aún en el mayor acto que realizó políticamente el Club que fue el envío de una corona floral, al busto de Evita recientemente fallecida, acto protocolar que cumplieron todas las otras instituciones de la época, pero que tal vez porque de nuestra parte era expresión de pesar sincero, sólo a nuestro club le fue después recriminado.

1955 “Deben sé lo gorila, debensé” Llega la Revolución Libertadora

Al amparo de fuerzas militares que ocupan nuestra ciudad, se produce un período de manifestaciones tumultuosas, de revanchismo político, se arrastra el busto de Eva Perón por las calles céntricas, se arrancan placas y símbolos del “régimen depuesto”.

Se forman “comisiones investigadoras”, constituidas en tribunales inapelables. Se destituyen funcionarios públicos, hay reacomodamientos de otros que hasta el día anterior hacían tal ostentación de obsecuencia que nos repugnaba a los mismos simpatizantes sinceros.

Con la llegada de “la libertad” quedan prohibidos los partidos políticos.

Como a tantas otras entidades, las autoridades militares “interdictan” al Club Atenas guiados por informes de “Los comandos civiles revolucionarios” locales que lo caracterizan como: “grupo de elementos del régimen depuesto que encabezaba el tirano del apellido de la palabra prohibida”

Los recordados bailes populares de Atenas son descriptos como: “las orgías que en el Palacio Municipal efectuaban los esbirros del tiranuelo local”.

Tres miembros poco importantes del club -Vicente Góngora, Héctor Vásquez (ya fallecidos ambos), y Osvaldo Furlani, que sobrevive para relatarlo, son detenidos públicamente, esposados, introducidos en dos automóviles facilitados a la policía y manejados por dos “caracterizados vecinos” ante los aplausos de una “selecta multitud” de la “ciudadanía democrática” congregada frente a la comisaría local, para presenciar el traslado de estos “secuaces de la tiranía” con rumbo desconocido, a disposición de la marina de guerra.

Se tronchaba así la institución que estaba en continuo crecimiento, y acababa de adquirir su campo de deportes, se desperdigaron sus pertenencias, no se le otorgó la Personería Jurídica que estaba en trámite y se creyó amedrentar a sus integrantes.

El sector popular que le daba sustento se vio sumergido en el deterioro económico, agregado a la pérdida de sus derechos, laborarles, sociales, civiles y algunos de sus deportistas, más asustados o más oportunistas, renegaron de la institución de sus orígenes.

1957: Duros de morir

La Revolución Libertadora “graciosamente” se digna a devolver los derechos constitucionales, con la sola excepción de los derechos políticos del partido mayoritario que sigue prohibido (casi el 80% de la ciudadanía).

Según una de esas frases hechas, que tanto suelen emplearse: “el argentino es un pueblo sin memoria”.

Pero los intelectuales que la pensaron, no saben que el pueblo sobre esto, hace rato que expresó su sabiduría, por boca de su poeta máximo, José Hernández, en “Martín Fierro”:

Es la memoria un gran don
Calidad muy meritoria
Y aquellos que en esta historia
Sospechen que les doy palo
Sepan que olvidar lo malo
También es tener memoria.

Así que olvidando agravios y perjuicios, una vez más se reúnen, según una descolorida “Acta Nº 31” del 7-6-1957, en el salón cedido por el legendario Francisco Calvo, los asociados del Club Atenas: Enrique Alfonsín, Vicente Góngora, Norberto Furlani, Oscar Ezquiroz, Osvaldo Furlani, Roberto Prandini, Domingo Palermo, Rubén “Zafarrancho” Pereyra, Julio Lleral, Héctor “Agüita” Juárez, Héctor Roteta, Héctor Abraham, Juan Carlos Lozano, Osvaldo Pedone y Luis Zurita, para formar una comisión provisoria, a fin de reconstituir el club.

Retomar contacto con la Liga de Fútbol, recobrar muebles y útiles dispersos, reclamar el ring y elementos de boxeo propiedad del club que están en una institución ajena, correr el alambrado del campo de deportes que estaba ocupado por extraños, organizar un baile, rifar la bicicleta donada por Prandini y citar a Asamblea Extraordinaria para rendir balance y elegir la Comisión Definitiva.

El 12 de Octubre, Gran Baile Popular, conmemorando el 7º Aniversario. Se hace en el “Hotel Los Pirineos”, cedido por el socio Vicente Pirossi, y la Asamblea en el mismo salón aprueba el Balance de la Institución resucitada, con un saldo de $17.232, y elige la Comisión Definitiva:

Presidente: Santiago Thevenón, Vicepresidente: Roberto Prandini Secretario: Néstor Yarú, Prosecretario: Vicente Góngora, Tesorero: Alfredo Estabillo, Protesorero: Rubén Pereyra, Vocales: Alberto Benitez, Juan Carlos Luro, Alejandro “Pililo” Adala, Domingo Palermo, Héctor Roteta, Héctor Juarez, Martin Ciancaglini y Juan Carlos Losano. Revisores de Cuentas: Norberto Furlani y Osvaldo Furlani.

Se designa a Julio Lleral para concretar una entrevista con el Sr. Intendente Municipal, ingeniero Juan Iroulart, a fin de conseguir cooperación municipal para diversos trámites y asesoramientos.

Se encomienda a Enrique Alfonsín y Norberto Furlani lo pertinente al título de propiedad de los terrenos. A Osvaldo Furlani para dar información a la prensa. Se mantiene el estado permanente de Asamblea a fin de admitir a los ex socios que quieran incorporarse.

Estuvieron presentes o se incorporaron después: Luis Zurita, Domingo Palermo, Julio Lleral, Enrique Alfonsín, Mario García, Isidro Irrazabal, Norberto Furlani, Raúl Ducos, Fermín Catalino, Celestino García, Néstor Yarú, Pablo Serra, Tito Juárez, Roberto Zubeldía, Osvaldo Furlani, Ciriaco Irrazabal, Enriqueta Medina de Irrazabal, Héctor Raúl Juárez, Alfredo Estabillo, Armando Blanco, Martín Ciancaglini, Baltasar Virgilio Ríos, Héctor Roteta y Juan Carlos Luro.

Durante el tiempo que duró la Asamblea Permanente se concretó la entrevista con el señor Intendente Iroulart, concurriendo por el club, Lleral, Alfonsín, Zurita y hermanos Furlani.

Se acordó ad-referéndum de la Asamblea de levantar un barrio de viviendas, sin perjuicio de que lo obtenido por la venta de los lotes se done a instituciones benéficas.

Días después comunicó el Intendente que en la ciudad de La Plata, había iniciado el trámite de levantar la interdicción con buenas perspectivas.

Mientras tanto, Luis Zurita y Osvaldo Furlani, en su doble carácter de miembros de Atenas y representantes gremiales de Obreros Panaderos y Rurales y Estibadores, respectivamente, y en unión con Delegados de la Sociedad Empleados de Comercio, Antonio Massa y José Cernuda, asistieron a una Asamblea Popular que se llevó a efecto en el Sindicato de Estibadores, para difundir un plan de préstamos mínimos para la vivienda familiar del Banco de la Provincia de Bs. As. cuyo gerente ofreció el apoyo si se concretaba la iniciativa del barrio. En efecto, se propone que el Club done su propiedad para levantarlo.

Para esto la Asamblea aprueba lo siguiente, como el último acto antes de disolverse: Nombra la Comisión Liquidadora del ex Club Atenas, compuesta por:
Presidente: Luis Zurita
Secretario: Osvaldo Furlani
Secretario de Actas: Néstor Yarú
Vocales: Enrique Alfonsín, Norberto Furlani, Domingo Palermo y Julio Lleral.
Se le da amplios poderes para llevar adelante el proyecto, sujetándose a los siguientes requisitos:
a) que los lotes se adjudiquen a obreros, empleados o personas de modestos recursos a precios de estímulo y con las facilidades mayores para su pago.
b) que lo recaudado en este concepto se distribuya entre las siguientes instituciones:
• 50% Hospital Elicagaray
• 25% Hogar de Ancianos
• 25% Biblioteca Bernardino Rivadavia
c) si fuera necesario rematar un lote al mejor postor para financiar gastos de escrituración, planos, acondicionamiento, etc. Si quedara algo se distribuirá en la misma proporción que fija el punto b.
d) el barrio que se construyera deberá denominarse “Atenas” como recuerdo de la extinguida entidad.
e) Se podrá recabar colaboración de autoridades, bancos, sindicatos, instituciones, etc. cuidando de no dar cariz político al proyecto.

El 3/8/64 se reúne la Comisión Liquidadora en el Sindicato de Estibadores con la sola ausencia de D. Palermo por enfermedad.

Telefónicamente se solicita la presencia en la reunión del Sr. Intendente Iroulart. Minutos después éste se hace presente y expresa que sus gestiones en La Plata tuvieron éxito, dando lectura el secretario de Actas Yarú el dictamen de Dirección de Hidráulica levantando la interdicción de la manzana:

Dice el Sr. Intendente que se entrevistó con el Sr. Vellano, dueño anterior quien no tendrá inconveniente en escriturar. Se agradece al Intendente tan exitosas gestiones y luego de debate se decide que Alfonsín y N. Furlani entrevisten al escribano, Sr. Shortrede, a fin de que ejecute el boleto de compra-venta. Se resuelve rematar un lote, para gastos de escrituración y tener un promedio del valor de la tierra.

Se remite nota al Poder Ejecutivo Municipal para que obtenga del Honorable Concejo Deliberante condonación de tasas, apoyo, y que designe la manzana como “Barrio Atenas”.

El 28/5/1965 en el domicilio de Domingo Palermo se reúne la Comisión Liquidadora faltando sólo Julio Lleral. Se da cuenta de una comunicación del H. Concejo Deliberante con copia de resolución del Cuerpo eximiendo impuestos del Club.

Se da cuenta que el Sr. Intendente Iroulart, Zurita, O. Furlani y Alfonsín se trasladaron a Tres Arroyos donde entrevistaron al Ministro de Obras Públicas de la Pcia. de Buenos Aires Sr. Rudi y al Director de la Vivienda, obtuvieron la promesa de dichas autoridades de construir en la manzana de Atenas viviendas por el sistema “Atempam” para lo que había que donar el terreno al Instituto de la Vivienda, lo que se realizó con la condición que se levante un mínimo de 20 casas.

El 1/6/65 en el Palacio Municipal se constituye la Comisión Liquidadora de Atenas en pleno con la sola ausencia del vocal Lleral. Son recibidos por el Sr. Intendente Ingeniero Iroulart y secretario Dr. Blas Román. Se pasa a considerar la concreción del Barrio.

Informa el Sr. Intendente que tiempo atrás recibió visita de funcionarios del Instituto de la Vivienda que inspeccionaron la manzana de Atenas y otros terrenos. Expresa a continuación el secretario de Atenas, Furlani que de lo dicho se desprende la impresión de que es poco probable que el Instituto usara la manzana. Responde el Intendente que aunque no lo descartaron podría darse la posibilidad que se eligieran otros lugares aunque hubiera que comprarlos a sus dueños.

La comisión reiteró su apoyo para que la obra se realice en un lado o en otro, pero aclarando que de no efectuarse en sus lotes, quedaba libre de todo compromiso de donar las tierras al instituto y procedería a concretar los fines de su mandato por los medios que creyera más idóneos.

Se acordó con la comuna para el caso de desechado el primer plan se realizara cualquier otro similar. Preguntó el vocal Alfonsín si no se podía ganar tiempo tomando el Municipio las tareas de nivelación, apertura de calles, etc. Expresó el Ingeniero Iroulart que entendía que no habría dificultad, informó también que el Sr. Vellano prometió para junio venir a firmar la escritura.

Se agradeció a las autoridades sus gestiones y acto seguido se retiró la Comisión a seguir deliberando en el local del bar Palace.

Se resolvió tener un compás de espera aguardando la decisión del Instituto de la Vivienda; mientras proseguir los esfuerzos para escriturar y lograr la mejor urbanización de los lotes.

Otra vez sopa. Nueva ruptura institucional en el país. Ahora “Onganiato”.

Tras largo silencio de radio el 14/8/67, el Departamento Ejecutivo con la firma de Heriberto Iranzi y Jorge Raúl Arambillet, nos dirige una nota solicitando la donación de nuestra manzana, pues dice que levantará 20 viviendas para 1968, por el Plan “Provincia y Municipios” y le es imprescindible tener el dominio inscripto a nombre del municipio.

Se contesta que en principio se aceptaría, pero se pide una Audiencia pues la Comisión Liquidadora tiene requisitos imperativos para dar cumplimiento a su mandato.

Tras nuevas tramitaciones se arriba a un Convenio, cuyas cláusulas contemplan todas las aspiraciones de la Comisión Liquidadora, del que se labran 3 ejemplares, uno en nuestro poder, donde la Municipalidad, bajo firma de Intendente y Secretario toma a su cargo el terreno, para cumplir el compromiso acordado.

Hemos arribado al año 2004 y no solo la Municipalidad no cumplió hasta ahora una sola de las condiciones, ni aún la para ella menos gravosa y para nosotros moralmente más importante: el nombre del Club Atenas, levantándose en el predio actualmente un cartel que lo denomina “Tantanakuy”.

Otras actividades:

  • Ciclismo en Atenas
    Oficial Elfio Brignoni (después Jefe de la Policía de la Pcia. de Bs. As.) fue vicepresidente. Como delegado del club ante la F.E.C.S.Y.D.A. acompañó a la Capital Federal a nuestros ciclistas que habían logrado ser finalistas del gran premio “Silvio Inocenti”. De los $500 que le dio el club, a su regreso devolvió a Tesorería $300. Con $200 se arreglaron para pasajes de ida y vuelta, traslado de bicicletas, estadía, etc. y fueron distinguidos por su conducta deportiva intachable, si bien no pudieron triunfar.
    Algunos ciclistas: Hipólito Leandro Zapata (realizó la Prueba de Permanencia en bicicleta en la Avda. Belgrano, que hizo época, reuniendo una multitud, día y noche). Felipe Melo, Arnaldo Melo, Cacho Durante, A. Durante, Martín Ciancaglini, etc. A Cacho Álvarez el club lo envió a correr a la ciudad de Catamarca.
    Formaron parte de la Subcomisión de Ciclismo: José Crescimbeni (H), Adolfo Premezzi, Roberto Prandini, Roque Vitola, Zoilo Martella, Alejandro Adala, Raúl Rímoli.
  • Para los niños se realizaban carreras de autitos a pedal con premios de juguetes y golosinas y matinée gratis en el Cine Coliseo.
  • En Boxeo, dirigidos por Ramón Orellana Goyer, fue famoso “Kid Tarato” (Héctor Benavides).
  • Veladas teatrales organizadas por Alfredo Estabillo con aficionados locales.
  • Concursos de palabras cruzadas.
  • Atletismo
  • Maratones, jabalina, disco y bala; auspiciaban atletas locales a competir a otras localidades
  • Los carnavales de 1954: Corso y bailes en la Terraza Municipal
    Actúo el cantor de tangos Ángel Vargas. Vino el conjunto de DiSarli (estrenó en Atenas el tango “Arriba Pascualito” motivado por el título mundial de Boxeo de Pascual Pérez ante el japonés Shiray).
  • Invitados por Independencia, presentamos un equipo para competir en el primer campeonato de Básquetbol que se jugó en Chaves (vistieron las casacas de Atenas, entre otros, Oscar Ezquiros y Juan Schiffini)
  • Se presentó el equipo de Educación Física de la Escuela Técnica de Tres Arroyos en el Cine Coliseo, gratuitamente para todo el público.

Nombres de socios que pudimos rescatar de documentos y memoria:

Faltan muchísimos, casi todas las damas, es casi imposible tantos años después, pedimos disculpas.

Los 10 fundadores: (Acta Nº 1 de fundación el 1º de Octubre de 1951, en un saloncito de la calle General Paz que nos prestó un inmigrante italiano recién llegado: el sastre Gabriel) Luis Zurita, Juan Gabino Atairo, Osvaldo Furlani, Carlos Freidiaz, Humberto “Mocho” Boriosi, Mario García, Julio Elías Catub, Ramón “Tito” Juárez, Isidro “Chirola” Irrazabal y Norberto Furlani. Son también su primera Comisión.

Los dos primeros adherentes: Raúl Ducós y Ramón Orellana Goyer (se ofrece gratis como masajista y promotor de boxeo del club).

Después, sin orden cronológico y excluyendo los nombrados en otras partes: Alberto Pegge, su esposa e hija, y su hijo (miembro del equipo de fútbol), un hermano de Palermo, Armando Gándara, Flavio Maglione, Rubén Cuestas, Aurelio Dimartino, Juan Villoldo, Hilda Saenz de Palermo, Jorge Harkan, Benicio Frias, Néstor Rodríguez, Armando Menéndez, Humberto Balón, Carlos García, Aníbal “Rulo” García, Eduardo Loyola, Rebollini, Reinaldo Menéndez, Roberto Saide, Américo Matrelle, Leopoldo Carnota, Antonio La Canale, Roque Pilla, Nicolás Algañaráz, Horacio Lhomy, Rodindolfo Cejas, Néstor Montes, Segunda Reynoso de Zurita, María del Carmen Zurita, Delfor Pereyra, Edmundo Di Marco, Juan Carlos Durante, Carlos Nintzel, Marcelo Diez, José Domingo Colonna, José María Plá, Juan Epherra, Domingo Di Marco, Alí Bermejo, Néstor Cabrera, Jesús Ciancaglini, Dardo Baldovino, Julián González del Campo, Ebar José García, E. Pacheco, Juan Frígoli, Rodolfo Lacanal, Oscar Maglione, Osvaldo Bustos, Mario A. Tano, Adolfo Negreiro, Sebastián Bellucci, Hernán Cepeda, Juan Vitola, Adalberto Tierno, Domingo Yanunzzio, José Antonio Menna, Miriam Suria, Blanca Aranzabe, Elsa René Leguizamón, Julián Musa, Tano Odol Piero, Norberto Lucea, Carlos Omar González, Gilberto Orellano, Nélida Montes, Héctor Álvarez, Ismael Tavieres, Antonio Saenz, Oscar A. Mendos, Américo Alesandrini, Raúl Edgardo Amado, Carlos A. Bravo, Federico Blanco, Emilio A. Colonna, Daniel N. Cepeda, José Correa, Marcelino P. Carrera, Elida Figueroa, Primitiva Herrera, Pedro D. Melo, Rodolfo Michiels, Jacinto Montes, Lolo Lleral, Omar A. Lozano, Adolfo V. Jara, Oscar Gandarias, Osvaldo H. García, Enrique Villar, Ángel Solfa, Nicéforo Rodríguez, Pedro Pablo Miranda, José Pedone, Tomas Duplatt, Modesta Vásquez, Máxima Suárez de Vásquez, Antonio Almeida, Rubén Bizcar, Isidro Aran, Roberto Paciarotti, Victoriano Milla, Santiago Piuci, Eduardo Armesto, Osvaldo Collivignarelli, Josefa Continelli, Mercedes S. V. de Rebollo, Luisa Carmen Barragán, Juan Rossini, Federico Rossini, Carina Ibarra, Estela B. de Rossini, Carmen M. de Rossini, Alberto Menna, Víctor Di Marco, Omar Tudor, Julio Ricardo, Juan Nintzel, Néstor Sanz, Reinaldo Pascucci, Rubén Arbulo, Santiago O. Casco, Badi Gerges, Emir Valbuena, Miguel Fortunato, Delfor Pereyra, Rolando Álvarez, Julio Jorge, César Ramírez, y para finalizar, sin agotar la nómina, Pablo Gómez, estibador ambulante, proveniente de Las Flores, quien auspiciado por Atenas realizó con mas de 60 años de edad un récord de permanencia caminando en la Avda. Belgrano, durante 3 días y noches, congregando una multitud de público que lo alentaba.

Loicalahuencachu

“¿Stretococusmiceininicida o Loicalahuencachu?”

Recuerdo las grandes bandadas de “Pechos Colorados”, que con otros pajaritos poblaban los campos; a pocas cuadras de nuestro pueblo. A propósito; hace años que no veo uno “ni pa’ remedio”. ¿Y qué remedio se puede hacer con un “pecho colorado”?, me dirán.

Y ya nomás les cuento: De joven, en andanzas por pampas semi-despobladas, la herida de una púa oxidada no quería sanar, y con las heladas, más se ulceraba.

En un puesto perdido entre los neneos, se ofreció a curarme una vieja “machi”. María Tero… le decían. Por curiosidad acepté; me llevó aparte, echó unas bocanadas de humo de tabaco y me pasó varias veces por la herida unas plumitas coloradas pegadas a un palito, mientras canturreaba en “la lengua”.

Después me dijo que al acostarme me aplicara un yuyo que me dio, al que debía machacar y hervir y aguantar lo más caliente que resistiera.

Así lo hice y me acosté; me punzaba la herida tumefacta… al fin me dormí.
Estaba soñando que unos “Pechos Colorados” picoteaban mi herida y de pronto sentí un gran alivio y desperté… era el amanecer, la llaga había supurado y ya no dolía en absoluto; para la tarde ni me acordaba de ella, que apenas dejó una cicatriz que desapareció gradualmente.

Antes de ausentarme, fui a hacer un regalito a “Doña Tero”, (una botellita de ” Caña Pecho Colorado”, por supuesto), y me confió que la cura me la hizo con la ayuda de “Genechén” (Dios), de “Pichuin Loica” (Plumitas de Pecho Colorado) y con “Loicalahuencachu”(pasto que cura las llagas). Me dijo que en “lengua de paisanos” Loica quiere decir llaga, herida, matadura, y como al pajarito le resalta rojo como sangrante el pecho, también se llama Loica.

Caña de por medio, me confió la relación mágica de las plumas con la cura y me relató su leyenda; pero ésto es secreto que no me permitió divulgar y cumpliré mi palabra, porque aunque Doña Tero andaba por los cien y pasaron otros 47 años capaz que todavía vive y se me presenta en un remolino de viento, a reprenderme porque… con las “machi”, ¡nunca se sabe!.

De lo que sí puedo hablar es del yuyito “Loicalahuencachu”; pertenece a nuestra flora indígena y a pesar de las fumigaciones todavía es común por nuestra zona. Lo conocemos por “alfilerillo”, que le pusieron los españoles, por sus estambres que semejan alfileres; su fama curativa del indígena pasó al gaucho y luego al criollo y al gringo actuales.

Relataré un caso de aplicación del yuyo, porque permite rememorar tradiciones locales casi olvidadas.

En el Álbum de Gonzales Chaves, que editó el Diario “El Heraldo” en 1929, hay un reportaje a un antiguo poblador, en esa época centenario o casi; Demetrio Rodriguez, “El Pampa Demetrio”. Siendo pibe, en viaje por caminos de tierra, para el lado de Pringles, acompañaba Yo a un encargado de campo, también de la vieja estirpe de nuestra zona; conversando para acortar el viaje recordó al pasar la tapera de un boliche derruido, que en esa esquina, al Pampa Demetrio, una mañana en pelea, otro paisano le hizo un “barbijo” en un carrillo que “mostraba las muelas por el costado de la cara”.

Contó que montó su caballo y se retiró de la pulpería, perdiéndose en los fachinales…algunos comentaban que se iba a morir desangrado, porque el hachazo era fiero… Para la tardecita ya estaba El Pampa de vuelta en el negocio, la cara envuelta, casi tapada con un emplasto de alfilerillo atado con el pañuelo de cuello; tomaba caña con una bombilla, porque apenas si podía abrir la boca y se quedó a esperar si regresaba el rival para seguir la pelea.

También en los folletines de Gutierrez, “El Cuerudo”, aquel pendenciero que para emular a Juan Moreira, provocaba a la partida de Policía, y siempre perdía y le dejaban el lomo overo a rebencazos; pero cuando lo largaban, el “Cuerudo” se lavaba con caña y alfilerillo y se tendía boca abajo al sol con lo que pronto cicatrizaba y volvía a buscar a los milicos para pelearlos.

Pero ahora existen ANTIBIÓTICOS, de nombres tan largos, pero menos eufónicos que “Loicalahuencachú”, y éste no tenía contraindicaciones para alérgicos (no se había inventado la alergia).

Pero mañana, los laboratorios norteamericanos patentarán su extracto y les venderán por “INTERNET” y a dólar contante el medicamento, a los tataranietos de Demetrio y Doña Tero, que olvidaron sus tradiciones.