Archivos secretos 5

Me extendí en estas digresiones, intentando pintar el marco en que don Eusebio desenvolvía sus primeras inquietudes artísticas, y para que los actuales chaveros incorporen, si así lo desean, estas tradiciones de nuestro pago, las que por razones biológicas naturales, tal vez no pueda custodiar por mucho más tiempo. Mis disculpas.

Para la literatura local, tal vez una de las más antiguas es la producción del poema-relato, en la que por 1914 don Eusebio cumplía su rol de trovero-cronista de sucesos que conmovían la sencilla vida de estas campañas. He aquí la trascripción del texto que hizo el Centro de Historia en 1971 y que tengo la sensación no se tomó en forma completa, porque yo la escuché recitar por boca de viejas mujeres y cantar por viejos guitarreros y creo que era mucho mas larga, pero la memoria suele jugar algunas chanzas.

La venganza del poleo

Año 1914, día 23 de mayo
Como a las tres de la tarde
Se efectúo un hecho de sangre
En el campo “del Poleo”
Porque al ver esto yo creo
Que todo el mundo se almira
Porque parece mentira
De que exista en la mujer
La venganza y el poder
Cuando la mente delira.Un día fue a visitar
A la que ya había engañado
Y se sentó sin cuidado
En la cocina al entrar
Pues no debía de pensar
Lo que tan pronto pasó
La joven lo saludó
Y junto con el saludo
Cuatro tiros bien seguros
De su prenda recibió. »
Y allí tendido quedó Dando
su último suspiro
Y con el último tiro
Ella la muerte Se dio
Dos pasos se retiró
Y con el arma homicida
Dijo ¡Adiós, madre querida!
Y las sienes se bandio.
También la pobre sin vida
Allí tendida quedó.Pinto placeres y glorias
Como pinto los tormentos
Y algunos hechos sangrientos
De algunos novios y novias
Todo pinto de memoria
Sin cometer un error
La alegría y el dolor
Como pinto la amargura
Yo no preciso pintura
Yo pinto sin ser pintor.

En la esquina de “El Poleo” el 23 de mayo de 1914, una joven, Luisa Esquiú, mató a balazos a un joven de nombre Gregorio Armasa, que la había engañado, y con la misma arma se mató ella.

El terrible suceso fue presenciado solamente por una niña del lugar. El día 23 de mayo del mismo año, le hicieron un funeral en Juárez.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *