Gonzales Chaves Año 1919

Ya prevenidos, nos llevan a la cancha de bochas y bodega de Luis Falconea, luego jugamos al villar en lo de Andrés Bouza, presenciamos un partido en la cancha de paleta de Alejandro Villar y nos vamos a tomar unas copas para lo que podemos escoger entre 45 despachos de bebidas existentes.

Con la seguridad que nos proporcionan nuestros cocheros, recorremos sin temor recalando en el “Pelo Blanco” de Latancio Destefano, “El león chico” de José Liborio, lo de Santiago García y en el célebre boliche de “Las Ranas” de don Dionisio (“Siete Culos y medio”), un comerciante muy obeso, por cierto.

Pensamos rematar la noche en los cafetines “La Perla” y “El farol colorado”, marginados hacia la laguna “Patas largas” con sus treintena de pupilas, pero desistimos porque nos alertan que el comisario Sr. Alejandro Paz, su oficial inspector Juan Maza, los escribientes Félix Armenta y Alejandro Zubiarre y el meritorio Torres, que cuentan con un sargento, un cabo y 18 agentes y con el aval del Juez de Paz, Gaspar Aroza, su secretario Alejandro Oría y el oficial de Justicia Antonio Zubizarreta, andan de rondines, y podrían llevarnos a inaugurar el flamante edificio de la comisaría.

Después de un último café en lo de Miguel Santos, optamos por irnos a dormir antes que la usina eléctrica corte la luz. Mañana será otro día.

La Buena MedidaNos levantamos temprano y queremos tomar unos mates dulces. Algunos de nosotros salen de compras para lo que cuentan con 56 almacenes, en lo de Antonio Sadi y Hno. compran la yerba y en lo de Ramón Villegas el azúcar, en la cigarrería de Carmelo Sacco, cigarros y fósforos, y en la joyería de Félix Bajardi un lindo mate y bombilla.

El Heraldo

Traemos los diarios de la Capital de lo de Alfonsín y el periódico local “La Tribuna”, otros compramos “El Heraldo” cuyo director es Pedro Luc, “La Reacción” que dirige Basilio Yarnos  también don Luis Casinelli nos ofrece “La Patria degli italiani”, los compañeros de los sindicatos de estibadores unidos, de cortadores de ladrillos unidos y los troperos unidos, nos facilitan “Bandera Proletaria” y nos comentan que están preparando una asamblea conjunta con obreros panaderos, para elegir un delegado que enviarán en nombre de la Sociedad de Oficios Varios, al Congreso de la F.O.R.A. en La Capital, y nos invitan a ir a leer a la biblioteca Juan B. Alberdi, sostenida por el Partido Socialista, una revista que se edita e la localidad, cuyo nombre no retuvimos.

Pero preferimos llevar unas facturas para el mate; las elaboran Ferro y Montoto Balbín en la panadería “Francesa”, y Giamni De Sábato, o Manuel Mozo, o Ángel Negri. También podemos comprar en las pastelerías de Miguel Priamo o en la fábrica de masas de Leopoldo Serra.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *