Centro de Jubilados y Pensionados

Pero hacia marzo del 1971 la Comisión del Centro nos comunica que nos devuelve la dependencia que les facilitamos pues por razones de comodidad, atenderán en el domicilio de doña Petrona B. de Reynoso, y en la oficina de la bicicletería Prandini, lugar de trabajo de don Luis Bartolozzi.

El día 8 de abril efectúa el Centro una reunión en la sede del club Huracán, nos traen la invitación que nos dejan para que les avisemos a los Jubilados de nuestro gremio.

Invitación

Estos, que eran los más numerosos, sienten cierto malestar, preguntando porqué no los habían consultado para trasladar el centro a otros domicilios.

Además comienzan de nuevo a traer sus problemas al Sindicato, pues dicen no sentirse comprendidos por los compañeros del Centro, se quejan que no saben asesorarlos y que no se sienten representados, y que los jubilados de mayor retribución y tienen otras fuentes de ingresos, no hacen lucha para el aumento del haber mínimo.

En aras de la unidad, conversamos con doña Petrona y Bartolozzi, que nos piden que nos hagamos cargo de los problemas de los jubilados de nuestro gremio que ellos no puedan solucionar.

En setiembre nos comunican que la Fiesta del Jubilado la realizarán en el club Huracán y nos piden la colaboración que les otorgamos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *