Centro de Jubilados y Pensionados

No supe nunca cómo se realizó la decisión posterior del Centro de plegarse a la Agrupación de Catá. Lo cierto es que ni este ni todos los forasteros que trajo tenían derecho al voto. Los jubilados de los gremios de la C.G.T. y la mayoría de los rurales y estibadores pasivos no participaron, ni tampoco muchos viejitos independientes que se asustaron.

Un día, mucho después, habiendo ya decaído el Centro, hablando con Bartolozzi al que yo apreciaba mucho porque en la huelga que le hicieron los ferroviarios a Frondizzi perdió por solidaridad con sus compañeros el cargo de Jefe de la Estación de Chaves, me dijo que optó por Catá por disciplina partidaria, porque Catá era peronista y don José no era del Partido.

Yo saco la conclusión que fue la incapacidad de comprender que las instituciones sociales se agrupan para defender los intereses comunes y los diferendos políticos se deben dirimir en los partidos pero cuando el sacrificio de los luchadores de todo el espectro logró la democracia afloraron las ambiciones políticas. Tanto don Luis como doña Petrona en el caso de ellos merecida y legítimamente tuvieron cargos políticos, y Amadeo Catá fue candidato a intendente creo que de Punta Alta, ignoro si merecidamente, y si logró el cargo.

El resultado y la lección lo pagaron los jubilados, y hasta hoy seguimos sumergidos.

En cuanto a mi persona, en 1974 fui desagraviado enviándoseme la Invitación Especial que transcribo:

Invitación Especial

Cuando durante la dictadura de Videla y sucesores volvimos a fojas cero Don José Magnani siguió peleando ya octogenario; ignoro que fue de Catá, como jubilado de la marina creo no habrá tenido inconvenientes.

Don José le volvió a dar una manito al Centro de Chaves a través de la Asociación Mutual Supervisores Ferroviarios, pues veo en una Revista de Sep/1979 que atenderán los martes y viernes, a cargo de Bartolozzi y Dos Santos.

A los últimos estibadores que fueron jubilándose, tuve el gusto de hacerles el trámite, directamente ante la intervención militar que ocupaba la Central, pese a que recientemente había sido liberado de mi detención, siendo exitosas todas las tramitaciones que me arriesgué a presentar pese al riesgo personal que corría; de lo que tengo los comprobantes a quien le interesen.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *