Un mundo criollo en las Malvinas

Martes 21 de Julio:
Nublado, hacia la noche temporal con viento fuerte.
Me fastidia mucho la continuación del mal tiempo que me hace parecer este lugar más triste de lo que es.

Miércoles 22 de julio:
Nublado y garúa continuada, mis hermanos extrañan el mal tiempo tan seguido, yo me siento mejor y deseo un buen día para salir a conocer algunos de los lugares inmediatos a mi casa.

Jueves 23 de Julio:
Nublado con intervalos de Sol, puso el herrero un caño más largo a la chimenea, por haber humeado, para lo que se usan planchuelas de hierro de unos grandes estanques de ese metal que tiene la Corbeta “Uramia” que naufragó a una legua de aquí, de donde Emilio hace traer leña y lucén que aquí llaman “Té de Malvinas”.

Viernes 24 de Julio:
Buen tiempo, impaciente por aprovechar tan hermoso día salí sin esperar a Vernet, me encaminé hacia el arroyo del Puente, y queriendo beber de el agua tan cristalina que veía correr, pedí un vaso en la casa más próxima y con este motivo vi lo bien que se habían algunos de los nuevos colonos. No sentía frío ninguno, a pesar de llevar la cabeza descubierta y hablando sobre la hermosura del pasto, siendo tan verde y tupido que parece se pisa sobre una alfombra, un colono me dijo que en su país “la Alemania” permanece la nieve por cuatro o cinco o seis meses en el suelo y no podía consentir que se ponderara tanto en Bs. As. el frío que hacía en esta Isla, cuando no veía sobre el suelo nieve alguna, pues cuando la hay no dura sino dos días sin derretirse, encontramos un pequeñito manantial que sale del costado de una loma, como de una cuenca circundada de una infinidad de plantas de varias clases, probé de esta manera agua y me ha parecido la mejor que he tomado en mi vida. Me acordé de mi hermano Domingo, que es tan afecto a la buena agua.
En la vuelta a casa me encontré con un alemán cargado de aves de hermosa pluma y muy gordas.

Sábado 25 de Julio:
Muy buen tiempo. Un momento después de haber dejado la cama, fui hasta el arroyo del horno, me siguió la vaca que traje de Bs. As., parece conocerme este pobre animal, por haber tenido el cuidado de hacerle dar de comer durante el sitio, llegó aquí flaquísima, que apenas podía caminar, ya se repone y no ha dejado de darnos leche un solo día, la cría se le murió.

Domingo 26 de Julio:
Sigue el buen tiempo, el día es más frío que los anteriores, salí con Loreto y Vernet, me llevaron sobre una loma donde pastorean las ovejas, de vuelta, al pasar por un arroyo, Loreto se echó sobre el verde a beber agua, los chiquitos lo imitaron.

Lunes 27 de Julio:
Día claro, mucho viento, mi hermano Loreto se fue hoy al campo con los peones a traer ganado en pie.

Martes 28 de Julio:
Volvió Loreto con once reses, parte de las que encargaron para el Bergantín Belsey.

Miércoles 29 de Julio:
Buen tiempo, con intervalos de nieve. Vi por la primera vez el campo todo blanco, lo que me pareció muy bonito mirado del lado de la chimenea.
Los chiquitos se entretuvieron en hacer bolitas que hacían rodar, se hacen cada vez más grandes.

Jueves 30 de Julio:
Buen tiempo, hoy han muerto algunas ovejas, se atribuye a que les ha hecho impresión la temperatura en algo diferente al que tenían en la bodega del buque.
Se han mandado a la Isla al cuidado de Jacinto, donde hay mucho abrigo para los animales, por estar toda ella llena de un pajonal muy alto.

Sábado 1° de Agosto de 1829:
Tiempo variable. Loreto volvió de la estancia y nos trajo una grandísima ternera con cuero.

Domingo 2 de Agosto:
Nublado y garuando todo el día. Los Capitanes comieron con nosotros.
A la tarde prepararon los negros sus tamboriles y las negras se vistieron con la mejor ropa, adornándose con los abalorios que les traje de Bs. As., su baile es muy feo y no se puede oír por mucho tiempo, los alaridos que dan todo el tiempo que dura el baile, a las doce se les mandó callar.

Lunes 3 de Agosto:
Nublado y frío. EJ día que por el mal tiempo no puedo salir busco de qué ocuparme en casa, para entretenimiento, al lado de la chimenea, leyendo unos ratos, que por fortuna estamos provistos de muy buenas obras. Otros ratos en el piano, cosiendo, etc. De noche nos dedicamos más a la música, en la que Emilio y Loreto han hecho progresos, principalmente este último en el canto.

One thought on “Un mundo criollo en las Malvinas

  1. Me permiti copiarlo y pergarlo en mi muro, comparto la opinion de Uds. sobre la deformacion deformacion de la Gloriosa Gesta de Malvinas,que se esta intentando construir,debemos recordar que varias fueron las oportunidaddes anteriores que GRan Bretaña,el Imperio mas sangriento que se tenga memoria en la Historia de la Humanidad que quiso invadirnos y ocupar parte de nuestro territorio.Felicito a Uds. por la iniciativa.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *