Un mundo criollo en las Malvinas

Sábado 19 de Septiembre:
Loreto salió al campo con la gente en busca de ganado para el consumo, no ha ocurrido ninguna novedad.

Domingo 20 de Septiembre:
Buen tiempo; algunos colonos alemanes han ido a la pesca de lobos marinos. Bailaron los negros a la tarde, como de costumbre, todos 1os Domingos.

Lunes 21 de Septiembre:
Han ido los alemanes a Long Island en busca de costillas de ballenas para hacer palenque para atar las vacas.

Martes  22 de Septiembre:
Se descuidó el boyero y se ha ido algún ganado del rodeo.

Miércoles 23 de Septiembre:
Buen tiempo. Volvió el boyero después de haber buscado el ganado sin haberlo encontrado.

Jueves 24 de Septiembre:
Buen día. Salió Loreto con un peón y un negro en busca del ganado perdido.

Viernes 25 de Septiembre:
Nublado y alguna lluvia. A la tarde volvió Loreto sin haber encontrado el ganado extraviado. Recorrió la campaña del Norte pero por las muchas lomas es difícil poder hallar el ganado sino andando mucho. Desde la ventana de mi dormitorio vi entrar una goleta que fondeó entre dos estivas a distancia de una legua de casa.

Sábado 26 de Septiembre:
Tiempo regular. A las siete de la mañana desembarcó el Capitán de la goleta que vi fondear ayer, almorzó con nosotros.
Hace tres semanas que salió de Staterland dejando allí el bergantín “Betsie”, éste se había perdida una cadena y ancla y roto el cabrestante por lo que se detendrían más de lo que pensaban.
El encargado de corte de maderas esta contento de haberlas encontrado tan buenas.
Vernet se fue con el Capitán a bordo después de comer, a ver si agradándole los efectos que aquel ofrece hacen algún trato.
En efecto lo hicieron y enseguida condujo la goleta al puerto.

Domingo 27 de Septiembre:
Tiempo variable. Después de comer se fueron a pasear al pescadero el Capitán y su socio con don Julio que también se hallaba aquí.

Lunes 28 de Septiembre:
Lluvia, nieve y viento fuerte. Asimismo empezó a descargar el Capitán los efectos que Vernet le ha comprado, consisten en una cantidad considerable de galleta, harina, miel, aguardiente, te, café, porotos, ropa hecha de todas clases, pólvora y municiones, tres grandes botes balleneros, pipas y barriles y algunas otras frioleras como pepino, encurtidos, orejón de manzana delicada, vinagre, jabón ordinario y del de olor y algunos treinta y más de otros renglones. Recibió en cambio cueros y carne.

Martes 29 de Septiembre:
Continúa el mal tiempo. Se desembarcaron el resto de los efectos y se canceló la cuenta lo que ascendió a mil cuatrocientos y más pesos.

Miércoles 30 de septiembre:
Hermoso día. Salí con Vernet y los chiquitos, estos se entretuvieron en juntar mejillones y yo en buscar mi llavero que había perdido el día antes, y con un vaso en la mano probaba el agua de cada manantial la que encuentro sumamente rica.
Pasó el Capitán para a bordo y nos dijo enviaría el bote a buscarnos, en efecto lo mandó, fueron los chiquitos, cuando volvieron fue llenos de contento por haber recibido del Capitán infinidad de caracoles y conchitas preciosas, a Luisita le regalaron una piel de nutria de mar para sombrero.

Jueves 1º de Octubre:
Día nublado y húmedo, vino Jacinto de la isla a traerme una negra que todavía no conocía.

Viernes 2 de de Octubre:
Tiempo lluvioso. Salió la goleta volverá de aquí ocho meses cargada de Norte América por cuenta de Vernet pues así ha convenido con su Capitán.

Sábado 3 de Octubre:
Buen tiempo. Después de comer nos fuimos al muelle.

Domingo 4 de Octubre:
Amaneció claro pero con mucho viento. Se han traído seis vacas de la estancia para amansar.

One thought on “Un mundo criollo en las Malvinas

  1. Me permiti copiarlo y pergarlo en mi muro, comparto la opinion de Uds. sobre la deformacion deformacion de la Gloriosa Gesta de Malvinas,que se esta intentando construir,debemos recordar que varias fueron las oportunidaddes anteriores que GRan Bretaña,el Imperio mas sangriento que se tenga memoria en la Historia de la Humanidad que quiso invadirnos y ocupar parte de nuestro territorio.Felicito a Uds. por la iniciativa.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *